martes, 13 de noviembre de 2018

Un avance

Me he tomado un pequeño descanso con la pintura, y quiero enseñaros los cambios hechos en la casa que compré en el Lidl.
Ya comenté que quería reformarla, y no tiene nada que ver el antes y el después.
Compré los muebles de cocina, cambiando el color negro de las encimeras, y tuneé el resto de los muebles. 
Me faltan  cosas todavía y tapizar las sillas, además no me decido en como rematar las ventanas redondas, pero ya me falta menos para terminar esta primera planta.
le quité a la casa de Linda el frigorífico, porque aquí queda mucho mejor, ya que se vé entero al abrir las puertas, así que no me quedara más remedio que hacer uno para ella.

 Aunque lo parezca, la mesa no es dorada
 La chimenea es eléctrica